Usar la fotografía para expresar contenidos que quieres mostrar no es tarea fácil.  Una de las obsesiones más comunes que he vivido, es la búsqueda exterior entorno a un patrón o cliché aprendido y  recibido a través de  lecturas de otros y hacia otros.

Parecerse a algo o a alguien, suele ser el cliché más adoptado. Es fácil perder el rumbo, perder la vena, ese impulso de fotografiar o expresar algo mediante imágenes.

Suele ser la mente la que lo enreda todo y no hay suficientes palabras para definir una imagen, se nos escapa.  Esa  misma imagen es la que nos devuelve el contenido abierto de algo, la que nos conecta con algo interno, la que nos puede hacer continuar en la consecución de un proyecto.

Cuando se trata de imágenes aisladas parece más sencillo. Una toma, una captación, un recuerdo de algo, un documento….. pero si quieres narrar necesitas la serie, y la serie puede llevar años en su satisfactoria realización.

©YOLANDA CARRASCOSA. En memoria de V.
LA OTRA PARTE: PROFUNDIDADES Y ESPEJOS.

La muestra incluye 40 fotografías analógicas en Blanco y negro (30×40)

http://yocarr.com/enmemoria.htm

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s